MÉRIDA México Monumentos

Casa de Montejo

Casa de Montejo

Luego de la fundación de la ciudad de Mérida en 1542 y de nombradas sus primeras autoridades, se realizó el reparto y adjudicación de los solares entre vecinos de acuerdo con el plano propuesto por El Adelantado Francisco de Montejo, quién reservó para sí toda la manzana del costado sur de la plaza. Poco tiempo después Francisco de Montejo  “El Mozo”por ordenes de su padre, construye lo que sería la morada de los conquistadores, obra que concluye en 1549, siendo prescisamente el hijo del conquistador quien habita principalmente la casa, pues El Adelantado fallece en enero de 1543 en España.

Con la muerte del conquistador la casa queda en propiedad de sus hijo, y al fallecer éste, su viuda doña Andrea del Castillo adquiere el predio. Antes de fallecer doña Andrea establece en su testamento que la casa no podrá ser vendida sino transferida a su descendencia, instituyéndose así el Mayorazgo de los Montejo sobre la casa, que habría de durar hasta febrero de 1832, pues después de pasar la casa en propiedad de la descendencia de Juan Montejo y del Castillo, en 1761 pasa a la descendencia de su hermana Francisca de Montejo y en el año ya citado la adquieren por preve tiempo primero la Sra. Teodosia Robertos y luego el Sr. Pedro Casares y Armas. En fecha no precisada, posiblemente a fines de 1839 la casa la compra el Sr. Simón Peón y Peón y tras su fallecimiento en 1869 queda en propiedad de su esposa y luego de su hijo José María Peón Losa. En 1914 hereda la casa la Sra. María Euduvigis Peón y Peón la cual estaba casada con el Ing. Manuel de Arrigunaga y Gutiérrez, quien en los primeros años del presente siglo reformó la fachada de esta casa colonial, dejándola como hoy se ve.

Monumento a la bandera

Monumento a la bandera

Se encuentra localizado en paseo de Montejo en una de los circuitos viales con mayor afluencia de vehiculos en la ciudad de Mérida.

Es obra del escultor Romulo Rozo, quien a través de esta obra nos muestra parte de la historia de México, desde la fundación de Tenochtitlán hasta mediados del siglo XX.

Detalles de la obra: En este monumento podrá encontrar muchos detalles de Yucatán, como por ejemplo. El escudo de la ciudad de Mérida, El chacmol, la choza maya, 2 caballeros tigres armados y postrados, representando la entrega y protección de las fuerzas armadas de México.

En la parte inferior podremos encontrar una gran ceiba esculpida, con 4 mariposas en la parte superior , la gloria y la conquista de los pueblos de México. Al centro y aparte encontramos el símbolo de México, que es el águila devorando una serpiente.

Teatro Peón Contreras

Teatro Peón Contreras

El mas antiguo y bello teatro de Mérida lleva el nombre de José Peón Contreras, inmortal poeta novelista, dramaturgo, ensayista, médico y político yucateco, nacido en esta ciudad en 1843 y fallecido en México, D.F. en 1907. Se murió solo un año antes de la inauguración del edificio.

Inspirado en el estilo neoclásico francés, este teatro fue inaugurado el 21 de diciembre de 1908. El proyecto original fue encargado al arquitecto Pío Piacentini, la dirección técnica fue realizada por el arquitecto Enrico Desserti, el croquis y la pintura de la cúpula se debe a Nicolás Allegretti y la fachada del edificio de marcado sabor europeo es obra de Fernando Ceicola. En diciembre de 2008 el teatro celebró 100 años.

Catedral de Mérida


La Catedral de Yucatán, en la ciudad de Mérida, capital del estado, dedicada a San Ildefonso, es la sede de la Arquidiócesis de Yucatán y la primera catedral levantada en la América continental y también la más antigua de México.

Catedral de San Ildefonso

Una vez levantada la ciudad española sobre la antigua T’Hó, los conquistadores se dieron a la tarea de levantar la iglesia catedral. La obra fue realizada entre 1562 y 1567, luego de la autorización del Papa Pío IV y de la petición del rey Felipe II, se erigió en catedral a la iglesia de la capital de Yucatán.

Los trabajos de la construcción del recinto fueron encargados a Pedro de Aleustia y completados por Juan Miguel de Agüero.

Durante el siglo XIX, algunos de los tesoros y obras de arte fueron robados debido a los saqueos e inestabilidad política que padeció la ciudad en este periodo. En 1916 fueron demolidas la Capilla de San José y la Capilla del Rosario a fin de separar la catedral de la sede del Palacio Episcopal (actual Museo de Arte Contemporáneo), quedando lo que actualmente es un andador peatonal denominado: pasaje de la revolución, el cual contó en algún momento con arcos en ambos extremos y un techo de armazón metálico y cristal, mismo que fue posteriormente retirado al deteriorarse. Los arcos también fueron demolidos y muchos años después construidos otros nuevos.

Parque de la Maternidad

Casa del anfiteatro

Parque de la Maternidad

Por iniciativa de la liga de acción social, se levantó un monumento en homenaje a la madre, fundado el primero de febrero de 1909, en el parque Morelos, La estatua, es una reproducción en mármol de la que posee la Ciudad de París, obra de André Lenoir.

Está ubicado en la calle 60 x 57-A (callejon del Congreso) y 59, en este lugar se puede disfrutar de la tranquilidad , mientras compra algunas artesanías o descansa de una caminata por la ciudad.

Ateneo Peninsular de Mérida

Ateneo Peninsular de Mérida

Se conoce con este nombre al antiguo Palacio Episcopal de Yucatán, edificio que se fue la residencia oficial de los obispos de Yucatán por espacio de unos 340 años. El inicio de la construcción del inmueble se remonta entre los años de 1573 a 1579, durante el gobierno eclesiástico de Fray Diego de Landa y su conclusión se da durante el período del obispo Fray Gonzalo de Salazar (1608-1663), quedando unido a la Catedral por el costado sur de ésta.Muy poco de la historia de este edifico se puede hoy conocer, sobresaliendo un hecho del 21 de noviembre de 1705 que relata el Lic. Eligio Ancona Castillo y que refiere el asalto al inmueble por parte de un grupo de fransiscanos que querían rescatar a Fray Alonso de Valverde, guardián del Convento de San Francisco, quien había sido encerrado en el lugar por el Obispo Pedro de los Reyes Ríos de la Madrid.

A mediados del siglo XIX, las leyes de Reforma y su aplicación en Yucatán no perturbaron gran cosa las condiciones y el uso del predio, pues aunque se determinó la propiedad del Estado sobre él, prosiguió como residencia obispal hasta mediados del mes de marzo de 1915, cuando hace su entrada a la ciudad de Mérida el Gral. Salvador Alvarado Rubio, investido de poderes extraordinarios por el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Dn. Venustiano Carranza Garza. En efecto, a partir del 19 de marzo de 1915 el Gral. Alvarado dispuso la ocupación del Palacio Episcopal para servir de alojamiento a sus tropas, las que permanecieron hasta el 24 siguiente. Posteriormente, el 5 de junio del mismo año el militar incautó el edificio y encargó al entonces Director de Obras Públicas, Arqto. Manuel Amábilis, las reformas que dieron lugar al edificio tal y como se ve en la actualidad, es decir, la remodelación de las fachadas norte, sur y poniente y la apertura de una calle que lo separase de la Catedral.

Posiblemente el edificio toma su nombre de la sociedad literaria ”Ateneo Peninsular” de la cual fue sede después de su remodelación en 1915, comenzando a denominarse así en ese mismo año. Posteriormente fue sede de diversas oficinas, tanto federales como estatales y se ocupa parte de la planta baja con locales comerciales. En los años treintas la mayor parte de la planta alta se destinó a la comandancia de la Jefatura de Operaciones Militares y después de la XXXII Zona Militar. En la década de los ochentas, prácticamente se abandona. En 1990 todavía existía en la planta alta una oficina federal, pasando a ser propiedad una parte del Gobierno del Estado y en 1994, luego de ser remozado, se instala en el edificio el Museo de Arte Contemporáneo, mejor conocido como Macay.

Los comentarios están cerrados.