MÉRIDA México Cultura

Cultura

Fiestas y tradiciones de gran vida llegan siempre puntuales a su cita y ofrecen un espectáculo colorido, auténtico y rico en estampas inolvidables. Es de esta manera como Mérida vive una gran fiesta cultural los 365 días del año, y los miles de visitantes de todo el mundo que recibe se convierten en espectadores de su intensa realidad cotidiana.

El Centro Histórico invita cada noche a una velada cultural inolvidable. Los lunes, por ejemplo, frente al Palacio Municipal se baila la tradicional jarana yucateca y los domingos, dos orquestas amenizan la noche a ritmo de son, salsa y cumbia.
Además, hay espectáculos teatrales, danzas folclóricas y cine en los espacios culturales establecidos para las artes escénicas, como el Teatro Mérida, ubicado a sólo unos pasos de la Plaza Grande.

A lo anterior hay que añadir los centros culturales, teatros, museos y galerías de la ciudad que se han multiplicado en número y variedad suficientes como para poder brindar una oferta de actividades y eventos para todos los gustos: desde música clásica hasta jazz, romántica trova, rock “a la antigüita” y música industrial, exposiciones de arte tradicional e innovador, danza folclórica o contemporánea, cine de arte, talleres infantiles, actividades literarias, conferencias, bailes populares al aire libre y mucho más.

Traje Típico

Traje Típico

Dentro de las artesanías de Yucatán que más llamaron la atención a los colonizadores españoles, se encontraban las mantas tejidas por las indígenas mayas, que por su gran calidad llegaron a ser tributos para los encomenderos. Pero la vestimenta tradicional, el hipil y el terno para las mujeres, y la guayabera para los hombres, fueron adaptaciones que se realizaron tomando elementos de distintas procedencias, realizando un mestizaje cultural, de técnicas, de materiales, etc.

La realización del terno traje típico de la mestiza toma al rededor de 6 meses, ya que hacer la mágica combinación de colores y crear esta pieza única de vestir no es nada fácil, es completamente hecha a mano y al terminarla se convierte en una “obra de arte”.

El Traje típico consta de tres piezas, de ahí el nombre de terno.

Las guayaberas, prendas masculinas, son un desarrollo de las camisas de manta de una sola pieza, usadas tradicionalmente por los guajiros o campesinos cubanos y por los campesinos mayas. Con el paso del tiempo la guayabera se fue haciendo una prenda más elaborada y elegante, con alforzas, bolsas, botones y, en ocasiones bordados de grecas.

El traje de los mestizos es elegante, consta de pantalón blanco de corte recto y chamarra (filipina) de popelina blanca alforzada, de manga larga y cuello alto, la cual es usada sobre una camiseta blanca de algodón, complementa su vestuario un pañuelo grande rojo (paliacate) que pende del bolsillo derecho del pantalón. Llevan sombrero blanco de jipi (guano o palma fina).

Festival Grecolatino

Museo de la Ciudad

Festival Grecolatino

Museo de la Ciudad

Para tener contacto con la historia de México, puede visitar el museo de la ciudad, este lugar alberga objetos de las diferentes épocas del país y, en especial, de Yucatán y Mérida. Cuenta con piezas precolombinas, coloniales, de la independencia y sus años posteriores, así como la época del auge henequenero y la Revolución.

Entre la piezas que se pueden admirar figuran una serie de vasijas mayas de barro con grabados zoomorfos, que pertenecen al periodo de esplendor del estilo Puuc (900-1000 d. C.) y que se encontraron en Mérida, una urna con entierro maya, así como herramientas precolombinas pertenecientes a lo que fuera T´Ho. De la sección maya puede dar un asalto hasta la época de la Colonia con sólo dar unos pasos, ya que en el museo de la ciudad se pueden admirar piezas como un antiguo retablo de la natividad, realizado por artesanos indígenas entre los siglos XVI y XVII, que se encontraban en la S.I. Catedral.

De las épocas posteriores a la independencia se pueden admirar las nomenclaturas hechas en porcelana de las calles de Mérida, un traje militar que, según se dice, perteneció al jefe del Ejercito Yucateco durante la Guerra con México (1842), Gral. Sebastián López de Llergo; un óleo del gobernador Ing. Olegario Molina Solís, un busto del Gral. Porfirio Díaz, y armas, como sables, mosquetones y revólveres utilizados durante la “Guerra de Castas”. El edificio que alberga este museo es una construcción del siglo XVII y su fachada sobre la calle 61 es la segunda de estilo plateresco que se realizo en Mérida.

Vale la pena visitar el museo en cualquier época del año, ya que es una puerta hacia el pasado al alcance de todos.

Se ubica en  la calle 61, entre 58 y 60, en pleno centro meridano y a unos pasos del Mercado Lucas de Gálvez.

Los comentarios están cerrados.